¿Qué necesito para comprar un arco?

Los arcos se encuentran catalogados en la categoría 7.5, del reglamento de armas, pero no están considerados un arma como sería un fusil.

Además al ser un reglamente enfocado a las armas de fuego, quedan muchas lagunas en su reglamentación.

En primer lugar, no se necesita una guía de armas ya que los arcos no tienen número de serie, al no tener guía no se puede hacer una tarjeta de permiso de armas.

Para la compra de un arco, nos deberían pedir (no siempre lo hacen) una tarjeta federativa que puede ser deportiva o de caza. Lo más fácil es la tarjeta federativa deportiva.

¿Cómo conseguimos una tarjeta deportiva para arco?

Lo ideal es pertenecer a un club de tiro con arco y que te tramiten las tarjetas. Se pueden tramitar en dos federaciones.

La Real Federación Española de Tiro con Arco (RFETA), que incluye muchas de las modalidades de tiro con arco practicadas (Olímpico, Sala, Bosque 3D, Campo) pero no incluye disciplinas como los arcos históricos o el tiro con arcos de poleas sin visor.

La IFAA, federación internacional de tiro con arco enfocada principalmente al tiro de bosque con dianas 3D y que incluye muchas modalidades de tiro.

Ya tengo una tarjeta deportiva de tiro con arco, ¿qué puedo hacer?


Al estar federado en tiro con arco, tenemos derecho a la compra, transporte y utilización de los arcos en los lugares indicados para su práctica.

Por lo tanto, podemos tirar en campos de tiro, salas cerradas o bosque, que estén homologadas para ello. Normalmente todos los clubs tienen algún tipo de instalación donde practicar.

Para comprar un arco lo ideal seria dirigirnos a una tienda especializada en arquería donde nos aconségen.

¿Puedo disparar en un terreno de mi propiedad?


En esto hay mucha discusión, pero en principio no se puede, no es un terreno homologado y no se sabe si cumple las normas de seguridad.

Una flecha puede alcanzar mucha distancia de vuelo, y si por mala suerte rebota en un árbol, piedra, parapeto…puede desviarse y no sabemos dónde puede ir a impactar.

Deixa un comentari